• Facebook
  • Twitter
  • You Tube
  • App Store
  • Google Play

Admitida una querella de la empresa de Monteverde contra Jiménez y Martínez

El Juzgado de Totana ha admitido a trámite una querella presentada por la empresa Bayshore Investments S.L. contra la alcaldesa, Alicia Jiménez, y el concejal de Hacienda y Contratación, Pedro Martínez Pagán, para determinar si existen indicios de prevaricación por silencio administrativo en su actuación en el Plan Parcial de Monteverde.

Ambos aún no han sido llamados a declarar en calidad de investigados, aunque el juzgado ha abierto diligencias. Sí el secretario del Consistorio y otro testigo que tendrán que dar explicaciones a la juez sobre los expedientes y la situación de esta urbanización antes llamada Trianamar, según publica hoy La Verdad.
El juzgado expone la posible existencia de delito de prevaricación administrativa y pide al ayuntamiento actas del Pleno, de comisiones informativas y de Junta de Gobierno en los que se haya debatido el tema.
Lo último que pasó por pleno relacionado con esta urbanización fue el pasado enero con la aprobación de la propuesta de Urbanismo en la que se solicitaba a la promotora del Plan Parcial ‘Monteverde’ una nueva memoria ambiental que incorpore las consideraciones reflejadas en un informe elaborado por la consultora Gestión para la Intervención Ambiental (GIA).
30 años de trámites
La urbanización proyecta cientos de viviendas, un hotel y equipamientos docentes y comerciales. Este desarrollo urbano, en las inmediaciones del espacio natural de la Sierra de las Moreras y a las puertas de las calas vírgenes, se empezó a fraguar a finales de los años 80.

Más información en La Verdad